Esta receta tiene un factor característico: la salsa brava, creada en Madrid en 1960 por la “Casa Pellico” que se encontraba en la calle Toledo, actualmente desaparecida. La receta de patatas bravas cuenta con un corte especial de las mismas, ya que desde su creación se ha utilizado una manera distinta de trocearlas y así es fácilmente conocida alrededor del mundo.

La salsa de esta receta tiene un sabor picante que se vierte sobre las patatas una vez que estén cocidas, también suele ser acompañada con salsa de alioli o ajoaceite en gran parte de las costas mediterráneas, normalmente para contrastar y reforzar el sabor del picante.Receta de Patatas bravas

La receta es denominada “brava” por el sabor picante que contiene, aunque el mismo este sabor no es muy fuerte, le da ese toque pelicular que a todos nos encanta. Esta es una receta indicada para personas con régimen alimenticio vegetariano, ya que no contiene ningún tipo de carne y bien puede ser utilizada para el almuerzo o la cena, además el bajo costo de todos sus ingredientes nos hace considerarla una receta muy económica y accesible para todo público.

En el post a continuación te enseñaremos detalladamente qué necesitas, qué debes hacer y cuáles son las recomendaciones para que tus papas bravas se convierta en la mejor.

Ingredientes

  • ½ kilo de patatas grandes
  • Pimentón dulce
  • Pimentón picante
  • Aceite de oliva virgen
  • Sal
  • Un vaso de caldo de pollo y verduras, bien sea comprado o casero
  • Una cucharada de harina

Receta de Patatas bravas

Utensilios que vas a necesitar

  • Sartén grande
  • Cuchillo
  • Removedor de madera o aluminio
  • Papel absorbente

Preparación de la salsa brava

  1. Tomaremos nuestro caldo de pollo y verduras, que puedes realizarlo en casa como sueles hacerlo o bien, comprarlo hecho. Intenta evitar el uso de otros caldos o pastillas que puedan alterar el sabor de la receta.
  2. En un sartén medianamente grande colocaremos un chorro de aceite de oliva, y lo ponemos a calentar. Antes que empiece a humear, retiramos del fuego y procederemos a añadir el pimentón dulce y el pimentón picante. En este punto, es importante no quemar el pimentón por las altas temperaturas del aceite, ten cuidado e intenta remover la mezcla cada vez que puedas.
  3. Es momento de agregar la cucharada de harina en nuestro aceite con pimentón, es importante mezclar al menos 5 minutos a una velocidad moderadamente rápida para evitar que se hagan grumos.
  4. Teniendo esta mezcla, agregaremos el vaso de caldo de pollo y verduras que teníamos preparado. No debemos dejar de batir hasta que se incorpore todo muy bien, una vez que todo esté bien mezclado podemos dejar reposar para que la mezcla se espese.
  5. Es así como hemos terminado nuestra salsa brava, que podemos conservar refrigerada durante algunos días.

Preparación de las patatas bravas

  1. Deberás lavar las patatas muy bien y pelarlas sólo quitando la piel. Una vez hecho esto, deberás cortarlas en cuadros no muy grandes pero tampoco muy pequeños, garantizando que el tamaño sea ideal para que puedan cocinarse bien pero que no se quemen y le agregaremos una pizca de sal.
  2. Pondremos en un sartén un chorro de aceite suficiente a fuego lento, en el cual colocaremos las patatas sin dejar que hierva, buscando únicamente que se ablanden.
  3. Cuando las patatas estén un poco blandas, las retiraremos del aceite y aumentaremos el fuego, de lento a rápido y esperaremos que el aceite esté bien caliente para volver a colocar las patatas en él, esta vez intentando que tomen un color dorado pero evitando que se quemen. De esta manera quedarán blanditas por dentro pero tostadas por fuera, exquisito.
  4. Dejamos que escurran el aceite de oliva, si es posible ayudándonos con papel absorbente.
  5. Y será el momento de servir la receta de patatas bravas: colocamos las patatas en un plato y sobre ella vertemos la salsa brava que hemos preparado anteriormente. ¡A disfrutar esta delicia!

Recomendaciones: todo lo que debes saber para no cometer errores

  1. Al momento de preparar la salsa, ten todos los ingredientes a la mano, de manera que vayas incluyéndolos sin necesidad de detenerte a buscar nada.
  2. Cuando haya llegado el momento de agregar la harina, de ser posible intenta tamizarla, esto te permitirá que se incluya mucho más fácil a la mezcla y que no queden grumos, que es exactamente lo que estamos buscando.
  3. Puedes agregar otros de tus picantes favoritos, como puede ser el tabasco, además de pimentón, esto depende del paladar de cada uno, si eres amante del picante anímate a experimentar con varios tipos de este.
  4. Sí lo deseas, puedes cortar las patatas en cuadros más grandes, buscando el tamaño que prefieras pero sin alterar el modo de cocción.
  5. Estas deliciosas patatas bravas puedes acompañarla con cerveza o tu vino favorito.

Más recetas con patatas bravas que te pueden interesar.

Esta no es la única receta de este tipo, sino que existen muchas más. a continuación te otras tres alternativas para que no te canses y puedas variar en la cocina.

Al horno

Patatas-bravas-al-horno

Lo normal a la hora de preparar este tipo de platos es utilizar una sartén, pero debes saber que también se pueden hacer al horno, con la ventaja de que te ayuda a cuidar la linea, puesto que se utiliza menos aceite, logrando que tengan menos calorías. Además de que necesita menos supervisión. Sigue leyendo más sobre la receta de patatas  bravas al horno.

Caseras:

Receta-de-patatas-bravas-casera

Con esta receta te ayudaremos a darle un toque más hogareño a tu receta de patatas bravas tradicionales, logrando un plato lleno de ingredientes naturales que no será contraproducente para tu salud. Sigue leyendo más sobre la receta de patatas caseras.

La salsa brava

salsa-de-patatas-bravas

A continuación te enseñaremos de forma más detallada como prepara la mejor salsa brava para tus patatas. Sigue leyendo más sobre la receta de salsa bravas.

Estas otras recetas te pueden interesar:

Vídeo de la receta de patatas bravas: