¿Quieres impresionar a una persona con la preparación de unas autenticas patatas bravas caseras? Entonces has llegado al lugar indicado para atrapar exclusivamente la atención de esa persona especial.

A continuación, vamos a darte a conocer los pocos ingredientes que te servirán para preparar esta para nada complicada receta, el sencillo procedimiento que tendrá como resultado unas geniales patatas, el valor nutricional que posee este plato para que estés al tanto del contenido de lo que ofrecerás de comer o de lo que tú mismo, sin duda alguna comerás; y también te aclararemos algunas falsas creencias sobre comer frituras. ¿Pero por qué frituras? Continúa leyendo y sabrás el porqué.

Ingredientes:

Para seis u ocho personas, necesitarás:

  • Ocho patatas con un tamaño considerable
  • Aceite de oliva (suficiente)
  • Sal
  • Salsa brava

Patatas bravas caseras cómo hacer la mejor receta

Procedimiento:

  • Para empezar, tienes que buscar un recipiente ancho y llenarlo con agua aproximadamente a la mitad y echar tus ocho patatas o la cantidad que quieras. Las patatas ya deben estar lavadas antes de tirarlas al agua. Antes debes colocarle más o menos dos cucharadas de sal. Llevamos el recipiente a fuego y la dejamos cocinar cerca de unos 20 a 30 minutos.
  • Pasado el tiempo mínimo o máximo señalado en el primer paso, procederemos a clavar la punta de un cuchillo o cualquier otro utensilio afilado en la patatas, y si éste al introducirlo y sacarlo se hace sin ningún impedimento, es señal de que nuestras patatas ya están cocidas.
  • Ya cocidas, retiraremos la olla de la cocina y sacaremos las patatas de una en una con ayuda de unas pinzas, y las colocaremos en una bandeja u olla para que se sequen y se enfríen. O simplemente, sin necesidad de sacarlas de una en una, podemos colar las patatas.
  • Lo que sigue es, una vez frías las patatas, las pelaremos, retirando la cubierta con un cuchillo o con las yemas de los dedos. Ya peladas todas las papas, las cortaremos en porciones grandes o del tamaño de tu preferencia.
  • En este momento, encenderás un  recipiente generalmente metálico, de fondo plano y con mango, una que sirva para freír y lo llenaremos con suficiente aceite y esperaremos hasta que esté bien caliente para empezar a freír nuestras patatas.Lo ideal es utilizar una sartén grande.

Este paso lo haremos por partes. No debes poner a freír todas las patatas de una vez, tienes que hacerlo por partes, para que se cocinen cómodamente en la sartén a fuego muy alto.

  • Mientras vayas retirando de la sartén las patatas ya fritas, las colocarás inmediatamente en una bandeja o en un plato plano grande con papel absorbente para quitar el exceso de aceite.
  • Para culminar, retirarás el papel absorbente de las papas y derramarás un poco de salsa brava. Y listas para disfrutarlas.

Valor nutricional de las patatas bravas

Si cuidas mucho tu alimentación o si deseas romper la dieta sólo por un día, es importante que te tomes unos segundos para  que sepas las kilocalorías que contienen una bandeja de patatas fritas de tamaño medianas. Notarás que no hay nada de qué preocuparse.

Kcal / ración: 292 % gramos Kcal
Hidratos 55% 40 g 160 kcal
Grasas 37% 12 g 108 Kcal

Falsas creencias sobre ingerir patatas bravas caseras

A veces has dejado de probar algo por miedo de pensar a que destruirá tu organismo o te enfermarás, y eso es en cierta parte totalmente falso.  Aquí  tienes la respuesta de algunas falsas creencias sobre comer patatas bravas caseras.

  • Muchos dicen que todas las frituras contienen colesterol. Eso es falso, todo dependerá del aceite con que lo frías. El colesterol dañino proviene de los aceites de origen animal y no vegetal.
  • Generalmente las mujeres creen que el picante provoca en ellas sentir contracciones o producirlas al comenzar el parto, pero eso es totalmente errado. Aún no existe un basamento científico que lo certifique.
  • Otros comentan que se pierden vitaminas al freír alimentos. Relativamente están en lo correcto, sin embargo, existen aceites vegetales que contienen vitaminas.
  • Hay quienes piensan que la gastritis es causada por consumir picante, pero aún no existen estudios científicos que lo demuestren. Sin embargo, cuando una persona padece de gastritis, el médico le recomienda excluir totalmente de sus comidas el picante, ya que este puede ocasionar malestar estomacal y reflujos.

Ya te habrás dado cuenta de lo fácil que es prepararlas y del porqué de las frituras. Todo en exceso es dañino y peligroso para tu salud, así que ten cuidado de las veces y de las cantidades de comida que consumas y que contengan aceite.

Una receta que no tiene ningún tipo de complejidad y que puedes lograr conceder el deseo de satisfacer los antojos de cualquier persona.

Aquí te enseñamos a hacer una salsa brava de forma detallada