En algunas ocasiones creemos que es más beneficioso comprar las salsas hechas, sin tomar en cuenta que al preparar tus propias salsas caseras tienes dos ventajas que quizás no hayas notado aún:

  • Puedes incluir ingredientes a tu gusto
  • El contenido es natural, sin aditivos químicos

La salsa brava le dará un sabor muy característico a varias comidas que puedes realizar, esta receta es mucho más sencilla de lo que parece y tiene múltiples maneras de prepararla, algunas personas le agregan jamón, caldo de pollo, vinagre, vino, colorante y diferentes tipos de picantes, como por ejemplo tabasco, todo depende de las preferencias de cada uno.

En esta ocasión te enseñaremos a preparar una receta  salsa para patatas bravas que dará un resultado muy delicioso y además podrás atenuar o intensificar el sabor picante que deseas darle. Con estas indicaciones tendrás la oportunidad de realizar la salsa brava sin necesidad de añadir tomates, ya que algunas personas prefieren no utilizarlos por el cambio drástico que da el sabor al añadirlos en los ingredientes de la receta.

En sus orígenes, la salsa picante normalmente se servía en bares de la ciudad para acompañar algunas comidas. Actualmente la salsa brava se utiliza como aderezo de las patatas bravas, las tortillas de patatas, croquetas e incluso pimientos de piquillo rellenos.

No debes confundir esta receta de salsa brava, ya que existen otras muy similares en procedimiento e ingredientes, pero tienen algunas variantes que hacen que la salsa brava tradicional sea la más conveniente para tus comidas.

La preparación de esta receta es muy rápida, en total serán aproximadamente 20 minutos de preparación incluyendo el tiempo mientras se atempera. El resultado serán aproximadamente 400gr de salsa brava.

Para hacer la receta original de salsa para  patatas bravas necesitas

Ingredientes

  1. 2 cucharadas de pimentón, una de pimentón dulce y una de pimentón picante (esto puede variar según tus gustos)
  2. 250gr de agua
  3. 20gr de harina
  4. 1 diente de ajo grande
  5. Sal al gusto
  6. 2 cucharadas de aceite de oliva virgen
  7. Una cebolla grande
  8. 2 cubos de caldo de pollo o carne

Cómo hacer la Salsa para patatas bravas

Utensilios

  • Sartén
  • Cuchillo
  • Licuadora (opcional)

Procedimiento para la receta de salsa brava

  1. Empezaremos por trocear en pedacitos muy pequeños la cebolla, también debemos picar el ajo o bien triturarlo.
  2. En el sartén, agrega las 2 cucharadas de aceite de oliva y espera 3 minutos mientras calienta, una vez que esté caliente agrégale la cebolla, el ajo y sal al gusto. Lo que buscamos es que los ingredientes se tornen transparentes, no que se doren, para esto deberás dejar esta mezcla en fuego bajo por 5 minutos, removiendo los ingredientes de vez en cuando.
  3. Seguidamente, añade las 2 cucharadas de pimentón y sigue removiendo.
  4. Agrega los 20gr de harina y no dejes de remover, rápidamente agrega el agua y continua removiendo, lo más uniforme que puedas para que nuestra mezcla no se agrume.
  5. Desmiga el cubo de caldo de pollo o carne encima del sartén y deja cocinar por 3 minutos para que la mezcla logre tomar el espesor necesario.
  6. Si deseas puedes licuarla para lograr una mezcla mucho más triturada, si por el contrario deseas que la contenga pequeños trocitos de pimentón y cebolla, no deberás licuarla.

Recomendaciones que debes tomar en cuenta:

  1. Por nada del mundo la cebolla debe dorarse, en lo posible intenta que tome un color trasparente e inmediatamente comienza a agregarle los demás ingredientes.
  2. Si no has utilizado toda la salsa picante que hiciste, puedes guardarla en el refrigerador. Sólo asegúrate de colocarla en un envase con tapa y evitar que se congele.
  3. Usa pimentones de buena calidad.
  4. Si deseas sazonarla con otras especias, puedes optar por añadir comino molido, orégano, pimienta u otra que sea de tu preferencia.
  5. Algunas personas agregar otro tipo de picantes a su receta de salsa brava, esto puede variar, si eres de los amantes del picante puedes seleccionar tu picante favorito y agregárselo a la mezcla en conjunto con el pimentón. También puedes optar por agregar alguna salsa picante, como tabasco, al momento de licuar.
  6. De no utilizar aceite de oliva virgen puedes hacerlo con aceite de girasol o de soja y no habrán cambios en el sabor de la receta, sólo que el contenido nutricional no será el mismo.
  7. Si sientes que la mezcla te ha quedado muy espesa, puedes diluirla con un poco más de agua y si por el contrario, te ha quedado muy líquida deberás dejarla hirviendo por 5 minutos más, ya que mientras más tiempo hierva mucho más espesa será la mezcla.
  8. Utilizando como base esta receta podrás crear nuevos sabores, incluyendo en ella perejil picado, un poco de vinagre de jerez e inclusive puedes agregarle una cucharada de mostaza.

Esta salsa es ideal para hacer con esta otra receta de patatas bravas hechas en el horno.