Fáciles, rápidas y totalmente deliciosas, así son las patatas fritas. Sin embargo, para algunas personas la tarea de que esta receta salga del todo bien puede llegar a ser muy difícil.

La receta de patatas fritas lleva mucho tiempo en la historia de la gastronomía, desde el siglo XVII cuando fueron mencionadas por Francisco Núñez de Pineda y Bascuñán en una de sus obras literarias, se cuenta que la idea fue tomada de allí y trasmitida a público y rápidamente fueron tomando reconocimiento en todos los restaurantes de América.

La patatas fritas tipo Chips fueron producto de una venganza, sin intención de crear un nuevo estilo de patatas. En un restaurant llamado Moon Lake Lodge’s, en Nueva York en el año 1853, el chef harto de las quejas por el grosor de sus papas, por parte de un cliente recurrente, decidió cortarlas lo más fino que pudo, buscando escarmentar al cliente y así acabar con los comentarios acerca de que las patatas eran muy gruesas. Pero el cliente, al contrario, al ver la nueva creación del chef, quedó totalmente encantado e impresionado y fue así como en aquel restaurant este corte de papas fritas se hizo totalmente popular, hasta llegar a ser hoy en día: el corte de patatas favorito de muchas personas y el sustento de marcas como papas Lay’s, Ruffles, entre otras conocidas a nivel mundial.Cómo hacer patatas fritas crujientes

Algunas veces las patatas fritas pueden tornarse más difíciles de lo que parecen, muy aceitosas, resecas, quemadas, insípidas, muy saladas, duras por dentro pero blandas por fuera y así muchos errores pueden llegar a ocurrir en su preparación. En la receta que te presentamos a continuación, podrás hacer las mejores patatas fritas, como deben ser: crujientes, doradas y con el mejor sabor.

Antes de freír las patatas:

Ingredientes

  • Patatas grandes
  • Sal
  • Aceite de oliva virgen extra ( si es posible, si no emplea el aceite que tengas)

Utensilios

  • Sartén
  • Cuchillo afilado

Procedimiento: ¿Cómo hacer patatas fritas perfectas sin cometer errores?

  1. El primer paso será lavar muy bien las patatas y pelarlas buscando quitar solo la piel. Según un reconocido Chef de The Fat Duck el grosor adecuado para cada patata cortada debe ser de 7 mm de ancho, intentaremos cortar las papas guiándonos por esto. Debemos intentar que todas tengan un mismo grosor, esto asegurará que todas se cocinen por igual y no queden unas quemadas y otras crudas.
  2. Luego debemos lavarlas en agua fría por al menos 5 minutos, intentando quitarles todo el almidón que sea posible. Ha llegado el momento de cocerlas, esto asegurará que se cocinen muy bien por dentro y cuando sea el momento de freírlas no debamos preocuparnos por el estado de cocción interno. Dejaremos cocer por 15 minutos aproximadamente, a fuego lento.
  3. Cuando los 15 minutos hayan transcurrido, las sacaremos del agua y retiraremos toda la humedad que sea posible, para esto podemos colocarlas a escurrir en un colador o una rejilla. Hemos llegado a la parte clave de la elaboración de patatas fritas: congelar las patatas. Este paso es sumamente importante, es lo que va a lograr que las patatas queden realmente crujientes y ricas. Dejaremos en el congelador por 1 hora aproximadamente.
  4. Es momento de freírlas, pon a calentar el aceite de oliva en el sartén a fuego medio. En esta receta de patata frita, freiremos las patatas un par de veces, dejando muy segura la cocción y el perfecto color dorado que tanto queremos. Colocaremos las papas en el sartén durante 5 minutos, a fuego medio. Asegurando que se cree una primera capa de cocción, que será reforzada más adelante.
  5. Una vez que haya transcurrido este tiempo, las sacaremos e incrementaremos la llama de la cocina a fuego alto. Esperaremos 5 minutos que el aceite caliente mucho más y volveremos a verter las papas en él, esta vez el aceite estará mucho más caliente y terminará de cocer las patatas del todo, otorgándoles esa textura crujiente y deliciosa que hemos buscado durante tanto tiempo. Agrega sal al gusto una vez que estén listas.
  6. ¡Es todo! Están listas para servir y disfrutar.

Recomendaciones: ¿Cómo hacer para que queden realmente perfectas?

  • No saltes el paso de congelado, realmente es el truco para lograr las mejores patatas fritas.
  • La segunda vez que frías las patatas, debes estar muy pendiente ya que podrían quemarse por la alta temperatura del aceite
  • No permitas que se descongelen, inmediatamente que las hayas sacado del congelador empieza a freírlas.
  • Elimina el exceso de aceite, utiliza papel absorbente.
  • Elige bien las patatas, las papas duras son las más recomendables para freír.
  • Si vas a hacer muchas patatas fritas, es preferible que elijas hacerlas por tandas separadas.
  • La sal es lo último, ¿por qué? porque si agregas la sal antes de freír las patatas, estas se ablandarán con mucha facilidad, en cambio una vez fritas puedes agregar la sal sin ningún problema.

Cómo hacer patatas fritas de otras formas:

Por si no lo sabias existen más formas de preparar este plato aparte de utilizar una sartén. Sigue leyendo y descubre como.

Al horno:

Patatas-fritas-al-horno

Freír las papas al horno te permitirá disfrutar de la textura y el sabor de siempre pero con muchas menos calorías. Algo genial para los amantes de este maravilloso tubérculo. Sigue leyendo y descubre cómo freír tus patatas con el horno

En microondas:

patatas-fritas-al-microondas

Si con el método anterior no fuera suficiente, vamos a enseñarte a ferir tus patatas en el microondas, que tiene las mismas ventajas que prepararlas en el horno pero con un considerable ahorro de tiempo y energía. Sigue leyendo y descubre cómo freír tus patatas con el microondas.

 

Estas otras recetas con patata también te puede interesar:

Cómo freír patatas – vídeo