Es muy común utilizar unas ricas patatas fritas como acompañamiento ideal para muchas de nuestras comidas, ya que cuentan con la aprobación de casi cualquier persona. Además, las patatas fritas no vienen nada mal en cualquier ocasión, ya sea en una fiesta, ver una película con amigos, merendar en familia o simplemente prepararlas para nosotros solos.

En la receta que te mostraremos a continuación, te enseñaremos a hacer unas patatas fritas pero no las haremos de la manera habitual, en este caso elaboraremos patatas fritas al horno y por lo tanto, necesitaremos uno.

De antemano te decimos que como resultado obtendrás unas ricas patatas fritas con un toque más especial y además serán mucho más saludables por el simple hecho de que usaremos mucho menos aceite del que usamos para hacer las patatas fritas comunes.

Esta receta es muy fácil de elaborar, lo único que necesitas es animarte un poco y conseguir algunos ingredientes.patatas fritas al horno crujientes

Los ingredientes son muy económicos y a su vez muy fáciles de conseguir. A continuación, te indicaremos cuáles son y también te diremos algunos utensilios de cocina que te serán muy útiles para poder llevar a cabo estas ricas patatas fritas al horno.

Antes de hacer tus patatas fritas al horno necesitas

Ingredientes (Para 3 personas)

– 3 Patatas de tamaño grande

– Aceite de oliva o también puedes usar de girasol

– Agua

–  Sal

Utensilios

– Horno convencional o eléctrico

– Bandeja para hornear

– Bol

– Recipiente de tamaño mediano

– Papel de aluminio

– Colador

– Pela patatas

– Cuchillo afilado

– Cuchara

Procedimiento para hacer las patatas fritas al horno

Ante todo, asegúrate de comprar ingredientes frescos y de buena calidad, esto será determinante para tener un mejor resultado en cualquier receta que preparemos.

1 – Para iniciar pondremos a calentar el horno a 220 ºC. De ser eléctrico, lo pondremos a calentar a 210 ºC por abajo y por arriba.

2 – Tomaremos las papas y retiraremos la concha, seguidamente las lavaremos muy bien y con ayuda de un cuchillo afilado las picaremos en forma longitudinal, tratando que nos queden piezas de patata de dos pulgada de largo aproximadamente.

3 – Tomaremos el recipiente y en el remojaremos con agua las papas para que liberen su fécula. Para esto tenemos dos opciones:

* 1ra opción: Pondremos dentro del recipiente nuestras patatas ya picadas y agregaremos agua muy fría que las cubra y dejaremos remojando por 15 minutos, ya transcurrido este tiempo las sacaremos del agua y las podremos a secar en un colador  de pasta.

* 2da opción: En este caso tomaremos agua caliente y la pondremos en nuestro recipiente, agregaremos las patatas y dejaremos remojando entre 25 y 30 minutos.

4 – Para continuar debemos asegurarnos que las patatas hayan escurrido bien el agua y por lo tanto, deben estar secas. Si no es así podemos emplear papel absorbente o un paño limpio.

A continuación tomaremos nuestro bol y agregaremos cuatro cucharadas de aceite de oliva o si tenemos el de girasol. Ya hecho esto, agregaremos las patatas y revolveremos muy bien para que todas queden impregnadas con el aceite, es recomendable utilizar las manos cuidando de que estén bien limpias y así tendremos mejores resultados.

5 – Tomaremos la bandeja y la engrasaremos bien, otra opción es utilizar papel de hornear y esto también evitará que se queden pegadas. Ya lista la bandeja, agregaremos las patatas y acomodaremos tratando que no queden unas sobre otras, debes formar una capa en la bandeja, esto es importante al principio porque así se cocerán al principio de la hornada de manera uniforme. A continuación, cubriremos la bandeja con una capa de papel de aluminio y ya tendremos todo listo para hornear.

6 – Bajaremos la temperatura del horno unos 10 grados y meteremos la bandeja con todas las patatas. Hornearemos aproximadamente por 10 minutos y luego sacaremos la bandeja para retirar el papel de aluminio, hecho esto continuaremos horneando entre 10 y 15 minutos más. Ya transcurrido este tiempo las sacaremos nuevamente y nos daremos cuenta que ya han adoptado un tono dorado. Revolveremos bien para que se doren por los lados faltantes y meteremos al horno por unos 10 minutos más. Finalizado el tiempo sacaremos, dejaremos reposar 2 minutos y lo que obtendremos será un delicioso y crujiente resultado. Solo nos falta poner sal al gusto y quedaran listas.

Recomendaciones para freir tus patatas en el horno

Al terminar la hornada puede poner tus patatas fritas sobre papel absorbente para eliminar el exceso de aceite que puedan contener.

– Si pones la temperatura del horno más alta de la que te recomendamos, harás que tus patatas se cosan más rápido por fuera que por dentro. Así que es preferible ser paciente y dejar que se cosan poco a poco para tener un buen resultado.

Disfruta de tus deliciosas papas fritas con el horno con la salsa que más te guste y buen provecho.

 

Si este método no te convence o simplemente quieres hacer esta receta en menos tiempo, puedes freír tus patatas en el microondas.