Comer patatas se ha vuelto tan común que hasta a veces suele aburrirnos en algunos momentos llevarnos a la boca un plato con este famoso tuberculo. Lo que muchos no saben es de todo aquello que se pierden al no atreverse a experimentar o a innovar recetas básicas como lo son en este caso, las patatas al horno. Por ese motivo es que en esta oportunidad te sorprenderás con la variedad de recetas que se pueden preparar con unas ricas patatas.

A continuación, aprenderás a realizar una de ellas. Se trata de unas suculentas patatas al horno con cebolla. Una receta muy práctica de realizar, bastante económica y que te quitará tan solo unos cuantos minutos de tu tiempo, y lo más importante de todo es que te dejará con las ganas de seguir preparándola, disfrutándola y que degustará a todo aquel que la pruebe.

Antes de comenzar necesitas:

Utensilios:

  • 1 Cuchillo afilado
  • 1 Tabla para picar (preferiblemente de madera)
  • 1 Bandeja o molde
  • Horno
  • Platos para servir

Ingredientes:

  • Cuatro patatas
  • Cuatro dientes de ajo
  • Dos cebollas
  • Aceite de oliva virgen extra
  • 1 cucharadita de sal
  • 2 cucharaditas de pimienta negra molida
  • 2 cucharadas de perejil fresco molido
  • 2 tacitas de agua
  • 2 tacitas de vino blancoPatatas al horno con cebolla

Preparación de las patatas al horno con cebolla

  • Selecciona las patatas y las cebollas junto con el resto de los ingredientes y procede a lavarlas muy bien con abundante agua.
  • Escurre muy bien las patatas y las cebollas y colócalas en una tabla de picar. En este paso empezarás a pelar las papas cuidadosamente y después proseguirás a cortarlas en rodajas de 1/4 aproximadamente o que queden de un tamaño presentable. Lo mismo harás con las cebollas, córtalas en rodajas, e igualmente con los cuatro dientes de ajo. Éstos deben ser cortados muy finamente.
  • Una vez picadas las patatas, cebollas y los dientes de ajo, empezarás a untar el molde o la bandeja en donde cocinarás la receta con aceite y colocarás las rodajas de patatas en el molde, junto con una capa de cebolla, ajo y condimenta con la sal y la pimienta negra molida. Realiza este procedimiento cada vez que culmines una capa.
  • El próximo paso consiste en rociar las capas que vayas agregando con el agua y con el vino y un poco más de aceite de oliva.
  • Y por último, asegúrate de tener previamente precalentado el horno a 400 grados Fahrenheit, donde colocarás la bandeja o el molde en el que hayas hecho la preparación y lo dejarás para que se hornee durante unos 25 minutos aproximadamente. En este punto es necesario que estés pendiente hasta que las patatas empiecen a verse doradas. En ese mismo instante, sacarás la bandeja del horno y comenzarás a servir y a añadir finalmente el perejil fresco que aparece en la lista de ingredientes.

Consejos para que esta receta sea la mejor de todas

  • Al momento de pelar las papas procura hacerlo con el mayor cuidado posible. Lo único que se quiere es retirar la cáscara. Si pelamos más de lo debido, las patatas perderán una gran cantidad de fibra además que obtendrán una forma nada agradable y no es el resultado que queremos para nuestro platillo.
  • Cuando culmines el paso donde colocas las capas de patatas en la bandeja, probablemente notarás que te ha sobrado algunas rodajas de ajo y de cebolla. En lugar de echarlas a la basura, más bien considera aprovecharlas y espárcelas todas por encima de la última capa.
  • El tiempo de cocción que fue indicado anteriormente (25 minutos) no tiene que cumplirse exactamente. Puede ser que en algunos casos, las patatas duren en el horno menos tiempo o quizás mucho más. Todo dependerá de la cantidad de capas que tenga la bandeja y de la forma en cómo trabaje tu horno. Es por ello que tienes que estar al pendiente del horno, sin quitarle la vista de encima a tu bandeja cuando hayan trascurrido los veinte minutos de cocción.
  • Comerse esta preparación sin ningún acompañamiento es más que suficiente para saciar tus ansias de hambre y antojos. Pero no está de más servir estas sabrosas patatas con el plato que más desees, bien sea con carnes fritas o una jugosa carne asada. Todo dependerá de los gustos que tenga cada persona.

No dejes pasar esta receta y atrévete a realizarla en casa. Cocina algo distinto y sal de tu rutina de una forma genial y muy deliciosa. Haz la prueba y verás que te encantará y te sorprenderás mucho con su sabor, así como los demás quedarán sorprendidos con tus aptitudes en la cocina.

¡Disfruta de esta receta que es fácil y económica de preparar!

Aunque esta  receta es excelente, puede que hoy prefieras disfrutar de esta otra receta de patatas al horno con nata