Realizar patatas horneadas se ha convertido en el acompañamiento ideal de muchos de nosotros a la hora de comer. Es por ello que nos resulta muy fácil encontrar en cualquier sitio una variedad de recetas con este excelente tubérculo, bien sea cuando navegamos por internet, cuando leemos alguna revista de gastronomía, cuando vamos a un restaurante o cuando hablábamos con alguna persona amante de la cocina.

Unas de esas tantas recetas que llevan patatas como ingrediente principal, son las patatas rellenas con cerdo, patatas hervidas, patatas fritas, puré de patatas, pero las más tradicionales de todas son las que en esta ocasión aprenderás a realizar, las patatas al horno con piel.

Ahora ha llegado el momento de que te sorprendas probando algo nuevo y que aprendas a cocinar estas patatas y descubras cuán deliciosas son. Así que presta mucha atención y toma apuntes de lo que se requiere y del procedimiento que conlleva, para que tus patatas queden riquísimas y todos quieran repetir.Patatas al horno con piel

Ingredientes

Cantidad para cinco o seis personas

  • 6 patatas de tamaños medianos o grandes
  • Aceite de oliva
  • Perejil
  • Ajo
  • Sal
  • Pimienta negra molida

¿Cómo elaborar papas al horno con piel?

  • Una vez seleccionadas las patatas con un buen tamaño, asegúrate de que estén muy limpias. Para ello enjuágalas con una gran cantidad de agua varias veces. Luego si quieres puedes secarlas levemente con un paño.
  • El segundo paso consiste en tomar las patatas estando un poco húmedas y comienza a sazonarlas con sal, perejil y pimienta negra molida al gusto. Aprovecha este momento y vierte un poco de aceite de oliva sobre la bandeja que usarás y coloca ajo cortado finamente para que las papas al momento de cocinarse se impregnen del rico sabor del ajo.
  • Lo próximo a realizar es colocar todas las patatas que has envuelto en la bandeja y llevarla al horno que ya debería estar precalentado a unos 200 grados Celsius. Déjalas ahí por aproximadamente unos 60 minutos.
  • Una vez ya pasado aproximadamente 40 minutos, ve hacia el horno y revisa tus papas pinchándolas con un tenedor, un cuchillo o una brocheta y retíralas cuando estén suaves o tiernas.
  • Ya realizados los pasos anteriores, retira las patatas del horno, córtalas a la mitad, espera que se enfríen y ya estarán listas para que puedas comerlas.

Este plato es un rico acompañante de platos que lleven arroz integral, pescado o pollo. Con un poco de aderezo extra podrás explotar su gran sabor y presentar un platillo genial y fácil de preparar.

Consejos para que tus papas queden más ricas de lo común

  • Si vas a ofrecer una cena o tendrás invitados, procura la hora de elegir patatas tomar aquellas que en la medida de lo posible, se parezcan más bien sea en tamaño, forma y color. Quizás te parezca un poco raro o difícil de entender por qué tienes debes seleccionar las patatas con esas características y aún más, con cualidades similares. La explicación de esto tiene mucho que ver con la presentación, recuerda que una imagen dice más que mil palabras, es decir, cuando de gastronomía se trata nos dejamos llevar mucho por la vista, por esa primera impresión. Imagínate un plato servido bruscamente con una presentación desordenada, a nadie le apetecerá y puede que no quieran probarlo. Por ello presta mucha atención cuando estés comprando tus patatas.
  • Cuando estés lavando tus patatas recuerda que en esta receta se prepararán con todo. Así que lávalas, muy pero muy bien para evitar que queden sucias o con alguna bacteria, ya que serán consumidas como las dejes y no queremos llevarnos una mala sorpresa cuando alguien durante la cena encuentre una patata sucia o dañada.
  • El tiempo de cocción de las papas horneadas con piel dependerá del tamaño y de la cantidad de las patatas. Puede ser que en algunos casos duren en el horno unos 45 minutos, 50 minutos o puede ser que duren exactamente los 60 minutos que se te indicaron en los pasos de la preparación. Por ello, está atento cuando hayan pasado al menos unos 40-45 minutos para evitar que nuestras patatas se quemen o duren más tiempo de lo debido.

Seguramente te has sorprendido de lo fácil, sencillo y para nada costoso de realizar esta delicia. Una guarnición que no tiene nada de complejidad y que muy probablemente querrás que todos la prueben y la conozcan.

No dudes en recomendársela a tus familiares o amigos para que ellos también tengan la oportunidad de preparar en unos minutos papas horneadas. Tampoco dejes pasar por alto que puedes acompañarla con pescado asado o con una salsa de ajo y albahaca.

Puede que esta receta no sea de tu agrado y prefieras esta otra receta de patatas verdura