Probablemente puede que tengas alguna receta preferida, de esas a las que nunca te cansarías de preparar y comer, de recomendárselas a tus seres queridos y de compartirlas con ellos por lo exquisitas que son.

En esta ocasión aprenderás a preparar unas deliciosas patatas al horno con verduras. Una receta muy fácil de elaborar, con ingredientes  sencillos de encontrar y con la gran ventaja que no será necesario de que seas un chef o un experto en la cocina.

Atrévete a hacerla y sorprende a tus familiares y amigos, así que toma lápiz y papel y empieza a anotar los ingredientes que se requieren y el procedimiento que te indica de cómo realizarla, siguiendo los pasos que te presentaré a continuación y sin dejar pasar por alto algunos tips que te ayudarán muchísimo al momento de la preparación:

Ingredientes:

  • 1 kg de patatas
  • 1 calabacín grande
  • 1 berenjena grande
  • 1 pimiento grande
  • 3 tomates medianos
  • 2 cebollas medianas
  • ½ vaso de vino blanco
  • Sal
  • Pimienta
  • Orégano
  • Aceite de olivaPatatas al horno con verduras

Pasos para realizar patatas al horno con verduras

  • El primer paso a seguir es, una vez obtenidas las verduras que se necesitarán, colócalas en un recipiente hondo y lava con abundante agua las patatas, el calabacín, la berenjena, el pimiento, las cebollas y los tomates.
  • Con un cuchillo lo suficientemente afilado, y sin pelar, cortamos las patatas y el resto de las verduras en rodajas. Éstas no deben ser ni muy gruesas ni muy finas.
  • Vertimos todo en una bandeja amplia en el siguiente orden: primero las patatas y la cebolla, después el tomate y el pimiento y por último la berenjena y el calabacín.
  • Cubrimos todo con un poco de aceite, procurando evitar que ninguna parte quede sin aceite.
  • Incorporamos un toque de sal, de pimienta y de orégano para condimentar. Éste paso se realizará cada vez que coloquemos en la bandeja una capa de verduras, es decir, una vez que coloquemos en la bandeja la capa de patatas y de cebolla, aderezamos, lo mismo haremos con la capa de tomate y pimiento y así sucesivamente. Esto con el fin de que todo quede bien sazonado y así evitar que sólo una parte quede con gusto y otra parte quede sin sabor.
  • El siguiente paso es ir añadiendo el vino blanco poco a poco, procurando bañar las patatas y el resto de los ingredientes.
  • Y ya casi llegando al último paso, lo siguiente es llevar la bandeja al horno quien ya debería estar precalentado a unos 220º Celsius, y lo dejaremos ahí por aproximadamente unos 20-30 minutos. En aquellos hornos que estén programados a grados Fahrenheit, serían unos 430 grados, igual de 20 a 30 minutos aproximadamente.
  • Por último, una vez transcurrido el tiempo indicado, retira con mucho cuidado la bandeja del horno y sirve esta asombrosa y sencilla guarnición acompañándola si así lo deseas con carne o pescado.

Tips que te permitirán cocinar unas buenas patatas con verdura al horno

  • Recuerda que es sólo bañar a los ingredientes con el vino para que ayude a la hora de la cocción. No querrás que tus patatas se vuelvan puré o que parezca una sopa.
  • Cuando estés en el paso número dos, procura que el tamaño de las rodajas sea el adecuado. De esta manera se hará mucho más fácil al momento de consumirlas, además de mejorar la apariencia de la receta. Por eso no deben ser ni muy grandes y ni muy pequeñas.
  • Tienes que estar pendiente del horno cuando hayan transcurrido por lo menos 20 minutos para así evitar que nuestra preparación pase más tiempo de lo debido. Está atento de las patatas, pues estás tardan más tiempo en coserse. No queremos que queden duras, pero tampoco que queden muy blandas.
  • No es necesario cumplir exactamente con los ingredientes que se te presentaron anteriormente. Puedes, si así lo deseas, en caso de que alguno de ellos no te guste o no es el favorito de tus hijos o de aquella persona a la cual se la prepararás, muy fácilmente eliminarlo de la lista y sustituirlo por otro o simplemente excluirlo. Por ejemplo, puedes reemplazar el aceite por mantequilla o la berenjena por más tomates.
  • Intenta seleccionar verduras que tengan colores que llamen la atención, como el morado, el verde o el rojo. A muchas personas les gusta ver diversos colores en un plato, además que eso logrará deleitar solamente con la vista sin la necesidad de probarlo.

Un plato rico en carbohidratos y muy sencillo de preparar y que te llevará poco tiempo de realizarlo. Sin ningún tipo complejidad y que además esta deliciosa receta puede ser la forma a la que tus hijos le empiecen a gustar las verduras.

Puede que esta receta de patatas con verdura no sea de tu agrado y prefieras esta otra receta de patatas con queso