Las patatas suelen comerse como el resto de las guarniciones caliente y al dente. Las patatas panaderas en sartén que te enseñaré a continuación no serán la excepción al momento de servírtelas y llevártelas a la boca. En esta oportunidad las prepararemos con cebolla, pimientos verdes y pimientos rojos, o con solamente pimientos rojos o sólo pimientos verdes. Todo dependerá de tus gustos o de si eres de esas personas que también se preocupan por la presentación de un plato. Si eres una de esas, seguramente elegirás la opción de combinar tus patatas panaderas en sartén con los pimientos rojos y verdes, pues ese verde y rojo intenso les darán un toque más llamativo, más alegre y menos simple.

Ésta es una clase de guarnición que se caracteriza principalmente porque las papas, la cebolla y el pimiento están prácticamente bañados en aceite.

Si te ha llamado la atención la idea de prepararla, empieza a copiar los ingredientes y todo aquello que consideres necesario para que te queden lo más exquisitas posible y mejores la preparación en caso de que ya la hayas realizado.

Ingredientes

Patatas panaderas en sarténCantidades para dos personas. Puedes agregar más unidades si la ocasión lo requiere o si así lo deseas.

  • Dos patatas grandes
  • Un pimiento rojo
  • Un pimiento verde
  • Una cebolla
  • Aceite de oliva
  • Sal
  • Pimienta negra molida

Cómo hacer la receta de patatas panaderas en sartén

  • Obtenidas las patatas, el pimiento rojo, el pimiento verde y la cebolla, las llevaremos directamente a una olla con agua tibia y procederemos a lavar todos los alimentos.
  • Ya culminado el primer paso, empezaremos a pelar nuestras papas. Una vez peladas, las cortaremos en rodajas ni muy finas ni muy gruesas. Harás lo mismo con la cebolla y los pimientos, éstos los cortarás en julianas o tiras, es lo mismo.
  • Enciende un fogón de tu cocina y coloca encima la sartén en donde prepararás tus patatas. Espera unos pocos minutos hasta que esté caliente y vierte en él el un poco aceite de oliva, no mucho, espera unos segundos y coloca las rodajas de patatas, la cebolla y los pimientos en la sartén, todo al mismo tiempo. Aquí mismo empezarás a condimentar con la sal y la pimienta negra molida. Una vez todo incorporado en la sartén, procede a colocar la tapa.
  • Pasados unos minutos, remueve con mucho cuidado para no causar que las patatas se rompan.
  • Cuando las patatas ya estén al dente, puedes apagar el fuego de la hornilla y traspasar todo lo que esté en la sartén a una fuente para quitar el exceso de aceite y así finalmente servirlas y a comerlas.

patatas panaderas en sarten con pielConsejos que debes toma en cuenta

  • El último paso es uno de los más importantes ya que traspasar nuestras patatas, cebolla y pimientos ya cocidos a una fuente, te permite disfrutar mucho más de esta guarnición ya que al dejarlas en la fuente, al pasar cierto tiempo, la cantidad de aceite que sobre se quedará en el fondo y así al momento de probarlas lograrás que tus patatas panaderas a la sartén no queden demasiado aceitosas. Además que eso evitará dejar en la mesa el plato servido y que nadie lo pruebe, o deje de seguir comiéndoselo aquella persona en tal caso de que lo haya probado. Es por ello que tienes que realizar el último paso sí o sí para no causar molestia o disgusto.
  • En el paso en donde te toca remover la sartén con los elementos ya adentro, tendrás que realizarlo con delicadeza, porque si llegamos a ser muy bruscos o demasiado torpes en ese paso, no dudes en que las patatas se partirán y estaremos olvidando cuidar la imagen de la presentación. No queremos que la guarnición aparente que la hubiese realizado un niño por el aspecto de las patatas rotas.
  • Realizar estas patatas te da la oportunidad de aprovechar todos y cada uno de los ingredientes. Y esto ocurre con el excedente de aceite que queda en el fondo de la fuente, quien ha adquirido un sabor único y oportuno, por lo tanto no pienses en echarlo a la basura. Aquí nada se desperdiciará, sino que más bien lo podrás usar para sofreír por ejemplo, salsas, ya que le dará un sabor distinto y agradable.
  • Este plato es ideal para ser consumido junto a carnes, pescados.

Si sigues exactamente los pasos que se te han indicado anteriormente, no dudes en que tu receta se te hará sencilla y fácil al momento en que la prepares. Esto no quiere decir que tengas que dejar de hacer algo que tenías pensado realizar con tu receta, ya sea el no poder agregarle más ingredientes como por ejemplo verduras o darle ese toque especial que caracteriza a tus comidas y por las cuales siempre sueles escuchar buenos comentarios. Al contrario, de eso se trata la cocina, arriesgarse a innovar y a experimentar sabores nuevos.

Si este plato no es de tu agrado, puede que este otro plato de patatas panaderas al horno te guste más