Muy pocas personas pueden resistirse ante una buena bandeja de patatas fritas, algunos las prefieren asadas o  ponerlas  al horno con mucho queso, en fin, las patatas son deliciosas presentadas de la manera que sea y algo que abunda en los repertorios de cocina son obras maestras realizadas con este rico  tubérculo.

Es fácil hacer un delicioso plato con las patatas y sin ninguna necesidad de ser un experto en la cocina ¿qué tal si se combinara el encanto de unas patatas fritas con un toque de vinagre? Continúa leyendo porque en este momento te mostraremos cómo elaborar un plato tradicional muy conocido y realizado día a día en toda España: Patatas a lo pobre.

Se dice que se llama así porque se utiliza poco aceite para cocinarlas y hace mucho tiempo atrás el aceite era algo que no abundaba, por lo tanto cuando se realizaban no contaban con gran cantidad del mismo, sin embargo, muchos hoy en día piensan que este plato es muy rico, para seguir siendo llamado así. Sin embargo, se trata de una tradición y el nombre prevalece.

Es un plato encantador que seguramente ya probaste y si aún no has tenido la oportunidad te invitamos a que lo hagas, te aseguramos que no costará mucho, es rápido y sencillo.Patatas a lo pobre - receta tradicional

Los ingredientes son muy económicos y a su vez fáciles de conseguir. A continuación, te indicaremos cuáles son y también te indicaremos algunos utensilios de cocina que requirieras para poner en marcha la elaboración de esta grandiosa receta.

Ingredientes:

– 5 Patatas de tamaño mediano

– 3 Cebollas de tamaño mediano

– 4 Dientes de ajo

– 2 pimientos rojos

– 2 pimientos verdes

– Aceite de oliva, preferiblemente virgen exta

– Vinagre

– Sal

Utensilios:

– Sartén de tamaño grande

– 1 Cuchillo afilado

– 1 cuchara para revolver

– 1 Cucharon sopero

–  Mortero para pulverizar los ajos

patatas-a-lo-pobre

Cómo hacer la receta de patatas a lo pobre

1 –  Para iniciar alistaremos todos los ingredientes y vamos asegurarnos que no falte ninguno.

Lo primero que debemos hacer es lavar las patatas y retirarles la concha. Seguidamente las rebanaremos en rodajas de medio centímetro de grosor con mucho cuidado de no cortarnos. En este punto también debes retirar la concha de los ajos y podemos rebanarlos a lo largo en finas tiras o más recomendable aún, triturarlos. Tomaremos los pimientos y los picaremos con el fin de obtener finas y alargadas tiras. Retiraremos también la concha de las cebollas, las remojaremos un poco en un recipiente con agua y seguidamente, las picaremos en julianas o si lo prefieres también puedes picarlas en trozos pequeños, pero lo recomendable es hacerlo en julianas de tamaño similar a nuestros pimientos.

2 – En este paso debes poner el sartén a fuego bajo, con una cantidad de aceite de oliva que no cubra totalmente los ingredientes, pero que sí nos sirva para freírlos bien. Agregaremos las cebollas junto con el ajo a sofreír y pondremos una pizca de sal. Cinco minutos después cuando la cebolla obtenga un tono dorado, agregaremos las rodajas de patatas las cuales revolveremos y dejaremos unos minutos, además subiremos la intensidad de la llama a la mitad.

3 –  Esperaremos cinco minutos más y cuando nuestras patatas se vean muy doradas podremos agregar las tiras de pimiento y nuevamente revolveremos bien a manera de que los pimientos puedan mojarse por completo en el aceite y puedan freírse. También esparciremos un poco más de sal. De ser necesario podemos agregar algo más de aceite.

4 – Ya que tengamos todos estos ingredientes en la sartén, solo falta poner el vinagre y para eso tomaremos una cuchara sopera y agregamos dos cucharadas y media, nuevamente revolvemos y dejamos cociendo unos 10 minutos más e iremos revolviendo cada tres minutos para que no se peguen las patatas o algún otro ingrediente.

5 –  Luego de haber pasado este tiempo nuestro plato de papas ya estará listo, solo falta servirlo y degustarlo caliente solo o acompañado de algún otro rico plato.

Recomendaciones:

Ya listas y servidas tus patatas, puedes degustarlas solas pero una magnifica recomendación es acompañarlas con una rica ensalada y unas pechugas de pollo a la milanesa. Tampoco viene mal acompañarla con un pescado frito o cualquier carne asada con salsa.

Recuerda que el secreto de este plato de patata es asegurarte de remover muy bien todos los ingredientes para que la mezcla quede muy bien cocida y el sabor se impregne totalmente.

Aunque esta receta de patata suele ser para tres personas, si piensas ofrecer un almuerzo, recuerda adecuar la cantidad de ingredientes que usarás tomando en cuenta el número de invitados que tendrás ese día. También puedes graduar la cantidad de un ingrediente tanto si te gusta como si no. Por ejemplo, si no eres muy amante de la cebolla, puedes disminuir la cantidad y agregar un poco más de pimiento a la mezcla.

Si esta receta te encanta y quieres incluirla a menudo sin llegar a cansarte de ella, a continuación te vamos a enseñar variaciones de este fantastico plato en en que se incluyen otros alimentos y se cambia la forma de elaborar los mismos.

Más recetas de patatas a lo pobre:

Al horno:

patatas-a-lo-pobre-al-horno

He aquí una asombrosa receta, la cual te ayudaremos a realizar por ti mismo y en poco tiempo. Si estás interesado en saber cuáles ingredientes usarás y cómo es el procedimiento para su preparación, sigue curioseando y pon atención para que queden magníficas y empieces a darle uso a tu cocina. (sigue leyendo)

Con huevo:

patatas-a-lo-pobre-con-huevo

Esta receta tiene gran contenido nutricional, debido a que la combinación de sus ingredientes principales. Ambos, tienen muchísimas vitaminas, minerales, proteínas y fibra. Es un plato excelente para las personas que hacen la dieta proteica, ya que el huevo es fuente principal de proteínas;

La elaboración es sencilla y tiene una duración aproximada de 30 a 50 minutos, lo que quiere decir que es una receta muy sencilla de preparar. (Si quieres saber más sigue leyendo)

Estas otras recetas también te pueden interesar:

Vídeo de la receta: