Otra forma de preparar patatas rellenas, es con bacón. Y es esa la forma con la que recompensarás a tus hijos por haber sacado buenas calificaciones o con la que celebrarás ocasiones significantes de tu vida.

Una receta, que como todas te da el momento propicio para darle ese toque especial, el que más te guste. Puedes rellenarla con lo que más desees y con lo que te provoque, todo dependerá de tus preferencias o de los ingredientes favoritos de tus hijos, de tu pareja o de tus compañeros del lugar en donde laboras. Además, será de gran provecho prepararla y consumirla por los nutrientes que poseen y que sabrás cuáles son al finalizar la explicación de la receta.

¿Qué ingredientes utilizarás?

  • 8 patatas grandes
  • 250 gramos de bacón (o unas 8 o tiras)
  • 200 gramos de queso crema
  • 150 gramos de queso para gratinar (mozzarella)
  • 1 cebolla mediana blanca o morada
  • 2 dientes de ajo
  • 2 ramitas de perejil
  • Aceite de oliva
  • Pimienta negra molida
  • Sal

Receta de Patatas rellenas de bacón

Pasos para realizar patatas rellenas de bacón

  • Primer paso: coloca en una mesa todos los ingredientes para tener un orden y que todo se te haga más fácil al momento en que empieces a preparar tus patatas rellenas. Las patatas ya deben estar lavadas, igualmente la cebolla y las ramitas de perejil.

En una tabla de madera comienza a picar en cuadritos muy pequeños la cebolla del color que hayas preferido. Harás lo mismo con las dos ramitas de perejil, córtalas finamente. Lo que harás con los dos dientes de ajo es pelarlos y córtalos al igual que la cebolla, en cuadros pequeños.  Repetirás la misma operación con los gramos o las lochas de bacón.

Vierte cada ingrediente en envases distintos, es decir, la cebolla en un envase, el perejil en otro, y así sucesivamente con el resto.

  • Segundo paso: envuelve cada patata y por separado en papel de aluminio y viértelas en una bandeja. Lleva tu bandeja con las patatas hacia el horno de tu cocina y prográmalo a 200 grados Celsius. Déjalas a que se horneen durante aproximadamente una hora. En caso de que no poseas horno o que lo tengas ocupado cocinando otra preparación y no puedes esperar hasta que lo que se halle en tu horno esté terminado ya que perderías tiempo, no te preocupes por eso, la otra opción sería colocar tus patatas en una olla con agua en tu cocina y dejarlas cocinar más o menos por 30 minutos. A lo mejor dure un poco más. Tienes que revisarlas constantemente para evitar que se pasen de cocción.
  • Tercer paso: una vez retiradas tus patatas del horno, déjalas a temperatura ambiente esperando a que estén un poco tibias. Ya tibias, lo que sigue es retirarles la corteza exterior si así lo prefieres, no es obligatorio, o puedes directamente sin quitárselas y con ayuda de una cucharilla ir sacándoles el contenido, sin abusar, porque si exageras lo más seguro es que se te rompan y todo el relleno se escape. Reservamos el contenido.
  • Cuarto paso: continuarás con tu preparación uniendo la parte interior que le sacamos a las patatas con el queso crema y el perejil. Irás realizando al mismo tiempo un sofrito con el aceite de oliva en una sartén e irás agregando la cebolla, el bacón y los dientes de ajo picados y se lo agregarás a la mezcla de la pulpa de las patatas, el queso crema y el perejil. Después añadirás un poco de sal y pimienta negra molida.
  • Quinto paso: posteriormente rellanarás las patatas con la combinación que elaboramos en el cuarto paso. Rellenas todas nuestras patatas, le pondremos un trocito de queso mozzarella y las llevaremos al horno durante unos diez minutos o  hasta que hayan gratinado y obtenido un color dorado. Las sacamos del horno y servimos decorando con un poco de perejil.

Algunos datos del contenido nutricional de estas papas rellenadas con bacón

Gracias a todos los ingredientes que hemos utilizado para preparar unas deliciosas patatas rellenas de bacón, obtuvimos un plato muy sustancioso, que además de complacerte te aportará unos de esos tantos nutrientes importantes que tu organismo requiere.

Los quesos que usamos (queso crema y queso mozzarella) te aportarán calcio, proteínas, vitaminas A, vitamina B2, vitamina D y vitamina E, importantísimos principalmente en los niños y adolescentes para la buena formación de sus dientes y huesos.

Por otro lado, el bacón, ese ingrediente especial en nuestra receta, se caracteriza por ser un alimento abundante  en calorías por su elevado contenido de grasas saturadas. También tiene grandes cantidades de calcio, hierro y potasio.

Aquellos que se alimentan con un régimen alimenticio que se tiene que cumplir por distintas razones, no se les recomienda consumirlo debido a los nutrientes que desfavorecen terminantemente el cuidado de su cuerpo y principalmente su salud.

 

Si este plato no es completamente de tu gusto o quieres variar, esta otra receta de patatas con carne te puede interesar.