Una tapa para degustar: patatas bravas

En nuestra entrega del día de hoy, vamos a hablar sobre el aperitivo por excelencia de los españoles, luego de la tortilla española. También llamadas papas bravas, patatas a la brava o papas a lo pobre, son tìpicas de Madrid, pero consumidas en todo el país. Este versátil alimento es utilizado de una forma muy sencilla como tapa, bien sea antes de la comida o acompañando vino o cerveza en familia o con amigos.

Origen de las patatas bravas

Como ya comentamos, son típicas de Madrid. Nacieron en la década de los 50 del siglo XX, de una particular forma que tenían los pobres de comer patatas. En la década de los 60, este plato se vuelve popular, registrándose largas colas en dos tascas muy conocidas para comerlas, llamadas.Casa Pellico y La Casona, a quienes les atribuyen su origen, ambos bares madrileños ya desaparecidos.

Principios básicos de las patatas bravas

De este plato existen muchas versiones, dado que cada quien le coloca un toque personal y va variando en cada región. Sin embargo, tiene un principio básico: patatas cortadas en trozos irregulares, normalmente de forma triangular, las cuales se fríen. Sobre ellas, se coloca una deliciosa salsa picante.

Tipo de patata

Deben ser unas patatas de buena calidad. Debido a que se van a freir, las que mejor funcionan son las de maduración tardía o semitardía. Se recomiendan las Spunta o Mona Lisa.

Truco especial

Antes de freír las patatas, es conveniente confitarlas, de manera tal que queden crujientes por fuera y jugosas por dentro. También hay algunas personas que las cocinan algunos minutos en agua con sal, para que tengan mejor sabor y una textura adecuada.

Salsa Brava

Se trata de una salsa picante, pero no tanto que sobrepase el sabor de la papa., sino de una forma agradable y con mucho sabor.

Aunque puede sonar extraño, la receta auténtica de salsa brava, no lleva tomate. Su color rojo, es dado por el pimentón, protagonista que también le confiere el toque picante y aromatizante. Sin embargo, hay otra vertiente importante que indica que la salsa brava tiene como ingrediente principal el tomate.

La comida entra por el ojo

Para servirlas, colócalas en una fuente bonita, o en platos pequeños decorados para cada comensal. Añade la salsa por encima con una cuchara, y añade algún condimento verde en el borde de los platos, o unas hojas de cilantro para decorar.  Verás que hace la diferencia.

Atrévete a preparar este plato típico español, reconocido por las Organización de Naciones Unidas como tal en un recetario publicado en el año 2008.

Es cuestión de tener una guía, que te permita elaborar esta increible receta fácil de patatas bravas. Como siempre, te recomendamos comprar ingredientes de la mejor calidad, tener todos los implementos de cocina (cuchillos, ollas, platos para servir) a la mano antes de empezar y hacerlo con amor y ganas y esmero. Es un excelente regalo que hará sonreír a tu grupo de amigos más cercanos. Delicioso, económico y sencillo. ¿qué más puedes pedir?

Puedes encontrar esta y otras buenas recetas en el Blog de cocina Pinch-Arte

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *